Yvan

Photobucket

domingo, 8 de mayo de 2011

Sobre los apodos


Los seres humanos hemos alcanzado la más alta complejidad para nombrarnos unos a los otros. No sólo con la metodología de los segundos nombres mencionada anteriormente, sino también con los apodos.
Porque además del nombre, está esa denominación la cual tus seres queridos eligieron para vos, porque tu nombre no fue suficiente,

Los orígenes son diversos, puede tratarse de un apócope, devenir de un rasgo físico, por alguna característica de la personalidad, tal vez surgió causa de los problemas fonéticos de alguien que no supo pronunciar tu nombre, o quizás un acontecimiento que marcó tu vida.

Es más, me atrevería a afirmar que muchos de nosotros poseemos más de un apodo, uno para cada ámbito de la vida. Pero a veces, este orden no es tal, y en mi caso, todos los apodos convergieron en un entorno, provocando una gran anomia.
He aquí mi caso:

Me llamo Joanna, de pequeña fui Jowi, en la escuela surgió Yolanda y luego su apócope "yola" o "La Yola" haciendo referencia a los apodos de aquellos en los bajos estratos de la sociedad. Más de grande decidí adoptar el Joey, la versión inglesa de Jowi si se quiere. Así como el de friends, como el de los ramones, agregándole un toque "cool", potenciado en el mundo virtual.

Aún así, estos apodos tienen una determinada jerarquía. En el caso de "Yola", sobrenombre que de alguna manera logró colarse en mi vida universitaria, son sólo unos pocos los que han ganado la autoridad para llamarme así.

Es por eso que me enerva de sobremanera, que, por el mero hecho de haber escuchado a otra persona llamarme así, alguien que no tiene la confianza suficiente se crea con  autoridad de ejercer ese derecho.

Por ende, les aconsejo a todos mis lectores que aprendan a detectar las jerarquías de los apodos. Tengan en cuenta que no sólo porque existan, significa que suenen bien en la boca de todos.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Me paso alguna vez eso de decirle a alguien por su apodo y que me quede mirando... "¿te conozco?" jajaja...pero llega un momento en que tu apodo es como tu nombre, así te identificas para todos y listo.

ps: en el penúltimo párrafo dejaste dos espacios entre "con" y "autoridad"!! si ya se... ;)

Anónimo dijo...

Jola! Yo tengo mi propia versión en la manera de escribirlo, la Y no me gusta para nada.
Se me vino a la mente más de una situación en la facu con esto de los apodos, la confianza, y la gente que no califica para decirlo con autoridad...
Lu

Sweet and crazy dijo...

Tema apodos, a veces nuestros padres se matan con el nombre para que en el cole o en el liceo desconfiguren nuestro nombre o nos llamen por un apodo. si llego a decir todos los apodos que tengo estoy hasta mañana sinceramente...Ademas de que no se porque mi nombre se les complica tanto... Iliana no es tan dificil creo yo..me dicen Lili eli ile y ya es comun asi que respondo a todos a veces menos al mio.

janie jones dijo...

I feel your pain. Me molesta sobremanera. Hasta cuando me autoinvente mi propio alterego, gente fuera de mi circulo me llamaba de esa forma. Nunca me tomaria el atrevimiento de llamara "Yola" (eso es, a menos que decidas cambiar legalmente tu nombre a Yolanda).

janie jones dijo...

y por "llamara" me refiero a "llamarte".

Anónimo dijo...

Euge y Boris tienen esa autoridad :P

Joey dijo...

jajaja, sí anónimo. Tienes razón.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...