Yvan

Photobucket

jueves, 1 de marzo de 2012

Hombres a prueba de repelentes

Si bien los temas de género me parecen un cliché total, hay un tema que me ronda en la cabeza hace ya un tiempo. Teniendo en cuenta que la mayoría de los hombres que ocupan la faz de la tierra poseen cierto sentido de la ubicación (o eso me gustaría creer) hay una camada que debería exterminarse: los pesados.

No sé si serán ingenuos, persistentes o simplemente idiotas, sólo sé que atestan los locales nocturnos y antros de todo el mundo, en busca de una presa igualmente ingenua, persistente o idiota.

Son esos hombres de mediana edad, rondando los 30, no muy atractivos y con algunas incipientes arrugas. En este momento me imagino a uno con una remera negra ajustada, pero puede no ser el caso.

El espécimen suele elegir a su presa y se propone no dejarla en paz por un significativo lapso de tiempo: pueden ser 20 minutos o quizás toda la noche, es impredecible.

Su parlamento inicial suele ser un puñado de lugares comunes, un rejunte de todas las películas románticas estilo yankee. Y siempre, pero siempre, tiene la intención de invitarle un trago (adulterado con estupefacientes o no, me gustaría creer que no)

A lo largo de los años, he estado en contacto con varios de estos sujetos, pero es ahora que estoy descubriendo este patrón: es muy difícil lograr espantarlos.

Una vez que identifican su target, es una causa casi perdida. Una pensaría que al atinar con un simple "Disculpá, no estoy interesada, estoy con mis amigas" el hombre actuaría como caballero y continuaría con su noche, pero porque luego vendría una respuesta del estilo "Pero si quiero charlar, nada más, un rato, como amigos".

Así que para aquellos que se sientan identificados les digo, si tienen problemas para encontrar amigos, probar ¿un libro de autoayuda tal vez?

3 comentarios:

Martín dijo...

Muy bueno y preciso. Conozco a un loco que ronda los 30 años, que siempre usa remera negra, con alguna que otra arruga (y guiándome por su éxito con el sexo femenino, también poco atractivo), que actúa de esa manera. Verlo proceder me da un poco de vergüenza, pero no sólo como hombre, sino como integrante de la raza humana.

Lo que más me asusta es que alguna vez haya tenido éxito su persistencia. Tendré que aprender a vivir con esa intriga.

Lucas Vera dijo...

Muy buen post, oportuno para leer ahora, siendo hombre que ronda los 30 años y que acaba de hacerte una entrevista laboral.

Jaja. Me gusta mucho el blog.

Saludos,

Lucas

sitocorock dijo...

Ay dios siii toda la razon son lo peor que hay y aunque les contestes mal, siguen jodiendo!!!! Saluidos genia ;)

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...